Warning: mysql_fetch_assoc(): supplied argument is not a valid MySQL result resource in /home/cieeal/typo3_src-3.7.0/t3lib/class.t3lib_db.php on line 723

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/cieeal/typo3_src-3.7.0/t3lib/class.t3lib_db.php:723) in /home/cieeal/typo3_src-3.7.0/typo3/sysext/cms/tslib/class.tslib_fe.php on line 2402
CIEE: Testimonios América Central, México y Panamá



www.cieeal.org

TestimoniosMenu Anterior
ImprimirImprimir

Testimonios de América Central, México y Panamá

Planes que Dios preparó de antemano - Luilly (Panamá)

1-11-2005

En primer lugar le quiero dar las gracias a nuestro eterno Dios y Salvador de nuestras vidas por su fidelidad para con la Comunidad de Estudiantes Cristianos en la Universidad en la cual estudio. Ha sido un semestre de muchos retos y desafìos que de una u otra manera nos han permitido ver el relpaldo de Dios en el ministerio.

En la Facultad de Ingeniería Civil, en la cual estudio las reuniones las hacemos dos veces a la semana, que su vez implica más trabajo y dedicación.  En lo personal me permite estar màs cerca de los estudiantes que participan de la misma; por otro lugar sabiendo de la labor que tenemos como lìderes de cèlulas de pastorear a otros, he crecido en esta área, ya que puedo escuchar con paciencia, muy distinto cuando antes no me gustaba escuchar.

En el grupo han llegado nuevos jòvenes que han aceptado el desafìo de seguir a Jesús.  Se formò un grupo de alabanza, los cuales participaron de un evento que la Universidad Tecnològica de Panamá le hizo a los estudiantes de primer ingreso (esto fue en el mes de agosto) y el 27 de octubre participaron en un programa dedicado a los estudiantes, que fue organizado por el Bienestar Estudiantil de la Universidad.

Estas actividades han permitido que el grupo de estudio bìblico se dé ha conocer en la Universidad, ya que desde el año pasado estamos reconocidos por Bienestar Estudiantil, como grupo de estudiantes organizados.

Estoy agradecido con el Señor, ya que el Bienetar Estudiantil organizó la Semana de Valores y me escogieron para participar en un Foro.  Mi postura fue la importancia y aplicación de los valores del Reino de Dios en el estudiante universitario.

Mi corazón está lleno de alegría y felicidad, por que me ha permitido ver y sobre todo, porque de una u otra forma Dios nos tiene trabajando en sus planes y sueños.

A todos los miembros de la Gran Familia CIEE, le mando un abrazo y un apretòn de manos, con el deseo que esto les amine a seguir hacia adelante en está misión a la cual Dios nos llamado e invitado.

Con mucho más.

                       Luilly John De León

                       Estudiante Lìder de Cèlula  CEC - Panamá

 

Sirviendo a la sociedad - Alejandra, Tijuana (México)

“El evangelio en la vida de los estudiantes”

"Pero ¿cómo van a confiar en el Señor si mo han oído hablar de él? ¿Y cómo van oir hablar de él si no hay quien les diga el mensaje? ¿Y cómo van a decir el mensaje si no hay quien les envíe? Así dicen las escrituras:¡ Son tan hermosos los pies de los que anuncian las buenas noticias¡ Romano 10:14 -15

Hola Amigos de Compa,

Reciban un saludo afectuos, les compartimos un testimonio de Alejandra una estudiante de Tijuana que participo en un proyecto de servicio este verano: 

"Sin realmente mucha expectativa de lo que seria esta experiencia, días después pude darme cuenta de que era una mas de las misericordias de Dios (Ro. 12:1-2)

AMEXTRA, que significa Asociación Mexicana de Transformación Rural y Urbana es un organismo nacido de Compañerismo Estudiantil hace 20 años con el profundo deseo de transformar a las comunidades marginadas y de ir a los olvidados sociales. Su trabajo se desempeña de acuerdo a las necesidades de las comunidades en las que sirve. Cuentan con diversos programas para lograr una transformación integral, entre los cuales nosotros tuvimos la oportunidad de conocer y apoyar, como son el  Programa de Nutrición, Programa de Micro finanzas, Regularización Académica, Atención Medica y provisión de medicamentos, Educación para la Paz, Talleres de Autoestima, entre otros.

Nuestro servicio en AMEXTRA mas que nada se concentró en el trabajo con los niños de Lomas San Isidro con el propósito de  ayudar a su rendimiento académico, pero mas que nada de conocerlos y de apoyarlos en lo que pudiéramos. Tuvimos también la oportunidad de recorrer las calles de Lomas repartiendo folletos sobre los servicios que ofrece el centro comunitario de AMEXTRA, pudimos pintar el centro, algunos de nosotros asistimos a una campaña medica a la primaria pudiéndonos dar cuenta de la situación tan difícil en la que se encuentra la escuela, pero ante todo de ver la condición de los niños, de ver la desnutrición, las marcas de la violencia y del abuso, asistimos también a la visita que se hace a distintas casas promoviendo la buena nutrición a través de la soya, participamos en un taller de autoestima con mujeres de la comunidad y en general apoyamos en lo que cada quien pudo.

Al iniciar el proyecto se nos dijo que los resultados o lo que hiciéramos dependía mas que nada de nuestra iniciativa, y siendo el primer grupo de voluntarios mexicanos había cierta expectativa por parte de AMEXTRA sobre lo que seria nuestro desempeño allá. Creo que al final de cuentas la experiencia fue muy buena, dejando los resultados en las manos de Dios, ya que el trabajo con esos niños fue desafiante y lo hicimos confiando en que Dios será fiel a las oraciones que hacíamos por ellos o a las que ellos hacían a Dios y también sabiendo que la atención y el amor que ellos recibían impactaría sus vidas.

El convivir con los niños de esta comunidad creo que fue lo mas difícil y lo también al final produjo mas satisfacción. En muchos de los niños podías ver la falta de amor y atención que tenían en casa, las heridas producidas por los malos tratos, el abuso, la violencia, el dolor, etc. y ante todo fácilmente podías sentir impotencia o frustración. Pero por otro lado el poder ver la esperanza que tenemos y tienen en Jesús nos alentaba, el saber que Dios si está interesado en sus vidas y que los ama y que se entregó por ellos también, el saber que Dios desea que busquemos la justicia, que ayudemos al necesitado, que actuemos en misericordia y que demos de gracia así como de gracia hemos recibido, nos confrontó ya que muchas veces todo esto solo se queda en teoría. Nos vimos desafiados a renovar nuestra mente reconociendo que todo lo que tenemos es un regalo de Dios, y en verdad que hemos recibido mucho, y que no es para nuestro beneficio o enriquecimiento propio, sino que es para compartirlo con los demás. Nos dimos cuenta lo corto que quedamos ante lo que Dios pide de nosotros, pero a la vez pudimos dar gracias por lo que aprendimos, se convirtió en una mas de las misericordias de Dios, donde fui de nuevo desafiada a encarnar el evangelio, a reflejar el carácter de nuestro Dios.

Entre las muchas vivencias inolvidables de estas 2 semanas, una de ellas fue conocer a fondo a 3 de nuestros niños, los cuales eran victimas de violencia física y emocional muy fuerte, del cual fui testigo sin saber como reaccionar. Bueno, pero el haber convivido con ellos, el ir a su casa, el abrazarlos, el enseñarles lo poco que pudimos, el ponerles atención y platicar con ellos y presentarles a Jesús a través de nuestros actos y palabras creo, sin presunción, que cambió sus vidas. Ellos llegaban y de lo poco que tenían lo compartían con nosotros, gastaban lo poco que tenia para darnos. Nos veían y corrían y nos abrazaban, nos platicaron lo que los lastimaba y fue algo muy impactante. El llevarlos a que decidieran perdonar a sus papás era difícil ya que sabíamos que lo mas seguro es que la situación en sus hogares no cambiaria. El abrazarlos y orar por ellos fue una mas de las situaciones que te hacían un nudo en la garganta.

Termino contando sobre lo que fue el final de las 2 semanas. Estando ahí, nos dimos cuenta que a la gran mayoría de los niños no se les había festejado su cumpleaños y decidimos hacer una gran fiesta para todos los niños con los que habíamos estado trabajando. Les preparamos juegos, cantos, una obra de mimos y una dinámica que hablaba del rechazo y de cómo el amor de Jesús puede restaurar sus corazones y  también se les contó la parábola del hijo prodigo, se les puso un anillo en representación su compromiso con Dios y de que ellos pasaban a ser hijos de Dios, finalizamos con una piñata y pastel.

El propósito de AMEXTRA es la transformación integral y nos dimos durante el proceso algo que leíamos al principio, que “no servimos porque ya estamos transformados, sino que somos transformados cuando servimos”.

Alejandra Ortiz

Compañerismo Estudiantil, AC

Tijuana, Baja California

 

 

Un abrazo,

David

David Bahena

Secretario General

DB/rr

Subir